Toshiba renuncia a la producción de pantallas OLED mientras Sharp la intensifica

La firma Toshiba ha anunciado hace instantes que no seguirá adelante con sus planes de producción masiva de pantallas OLED, dado que pretende jugarse todos sus naipes al desarrollo de paneles LCD.

Así fue cómo lo manifestó Masahiro Kume, el vocero del Departamento de Paneles Móviles de Toshiba, quién dejo en claro horas atrás que “los planes de producción de displays orgánicos están congelados, por lo que volveremos sobre ellos más adelante y desde el comienzo”.

Mientras tanto, y en el lado opuesto de la moneda, encontramos a Sharp. Se trata de otro fabricante japonés que ha decidido continuar apostando al OLED, con proyectos innovadores para implementar en los móviles del futuro.

Es así cómo la firma ha presentado dos pantallas con medidas reducidas pero que cuentan con las particularidades de ser transparentes y sumamente flexibles. El primer panel mide 2 pulgadas y, a pesar de contar con una transparencia del 50%, ofrece una resolución de 320 x 240 píxeles.

La segunda pantalla es un poco más grande (3,5 pulgadas) aunque su resolución cae a los 256 x 54 píxeles. Sin embargo, el punto fuerte de esta película orgánica reside en su increíble flexibilidad, lograda gracias a sus 0,3 mm de grosor.

Es verdad que por ahora no se trata de nada fuera de serie, pero de seguir por este camino Sharp podría llegar a fabricar la pantalla perfecta para incorporar en las plataformas móviles del mañana, combinando calidad visual con bajo consumo y durabilidad.