Toshiba presentó su nueva interfaz basada en gestos

En medio del auge de las pantallas táctiles, Toshiba se anima a ir un poco más allá y presenta su nueva interfaz de usuario basada en gestos: “AirSwing”. La diferencia reside básicamente en el hecho de que no será necesario tocar la pantalla para que ésta reconozca los comandos (como en el iPad y el iPhone) sino que sólo requiere de una cámara web que los detecte a cierta distancia.

airswing A pesar de que AirSwing se encuentra en etapa de prototipo, ya se sabe que consumirá muy pocos recursos del CPU para funcionar y que no presentará contratiempo alguno a la hora de ser instalado en el ordenador. En lo que respecta al funcionamiento, las cámaras captarán la imagen del usuario y la proyectarán como una capa semitransparente en el fondo de la aplicación. De esta manera, reconocerán los gestos que realice y le permitirán interactuar con todos los elementos de la pantalla, y hasta incluso navegar por galerías de fotos con simples movimientos de las manos.

Sin embargo, Toshiba es consciente de que aún restan algunas vueltas de tuerca antes de que su prototipo de AirSwing pueda ser lanzado exitosamente al mercado. Mientras tanto, deja la puerta abierta para esta nueva tecnología, que seguramente no tardará en llegar a nuestros hogares.