Portatiles

Presente y futuro de las baterías

La nueva portatil de Apple, es un ejemplo de hacia dónde se dirige el comercio y cómo la autonomía cobra cada vez más importancia. Esta portátil, no sólo llevará hasta 8 horas la duración de la batería, sino que además nos permitira 1.000 recargas en lugar de las 200 o 300 cargas óptimas de las notebooks tradicionales. Para este fin, los ingenieros de Apple diseñaron celdas de polímeros de litio a medida que permitieran crear la batería más duradera posible y, después, montaron la batería directamente en la computadora, lo que eliminó los mecanismos y carcasas que tanto espacio consumen las baterías extraíbles normales (Post).

El resultado es una batería un 40% más grande que en la generación anterior, capaz de ofrecer hasta 8 horas de productividad inalámbrica con una sola carga. Los electroquímicos de Apple han desarrollado una química avanzada que prolonga las capacidades de carga de la batería. Mientras la mayoría de las portátiles agotan sus baterías cargándolas a un ritmo constante, la MacBook Pro de 17’’ lo hace de otra forma.

Gracias a una tecnología desarrollada por Apple llamada Adaptative charging, un microchip de la batería se comunica constantemente con la computadora para determinar la forma óptima de cargar sus celdas y ajusta el caudal de corriente en función de varias condiciones. Combinados, estos avances ofrecen una mejora radical en la vida útil de la batería: más del triple que en las baterías de los portátiles corrientes y hasta 1.000 ciclos de carga.

Toshiba recarga baterias en 10 minutos

Pasó un año desde que Toshiba, anunció el lanzamiento de la Super Charge Ion Battery (SCIB), una batería de carga rápida y larga vida enfocada al uso en maquinaria industrial, la firma nipona acaba de aprovechar la celebración de la feria CEATEC que se realizó en Japón, para presentar oficialmente el mismo producto, pero esta vez destinado al uso de portátiles.

El equipo en cuestión todavía se encuentra en fase de prototipo y tiene la peculiaridad de que logra recargarse hasta en un 90% desde una toma de corriente normal en apenas 10 minutos.
Imaginen lo que se puede solucionar con esta batería, para cuando estemos en el aeropuerto esperando nuestro vuelo y sólo nos quedan 10 minutos de vida en la portátil y montones de hoja de cálculo por hacer, y contamos con la posibilidad de recargar el dispositivo en un abrir y cerrar de ojos.

Además de cargarse mucho más rápido y durar más que una batería estándar, ya que incrementan su vida útil de 500-600 a unos 5.000-6.000 ciclos, las SCIB de Toshiba se mantienen refrigeradas y mejoran las condiciones de seguridad, debido a los materiales utilizados para su fabricación que son menos inflamables. Por el momento, Toshiba todavía no reveló ninguna fecha de lanzamiento para esta batería, pero no estaría nada mal verla en producción para fines de año e integrada en los nuevos modelos de notebooks para el año que viene.