Portatiles

Portátiles al alcance de todos

Netbooks isolated on the white background

La idea del ordenador portátil está emparentada con la necesidad de poder trabajar con el PC allí donde nos hallemos. Pero ante el elevado costo de estos y el cuidado que debe tenerse en su uso ante la posibilidad de la pérdida de datos y trabajos, se ha originado un nuevo segmento de portátiles que han originado la creación de las netbooks en principio y luego las smartbooks.

Ahora, el mercado de las netbooks estaría por acotarse. Esto ocurre porque el concepto de la netbook de a poco se está volviendo vetusto. Nacieron para ser portátiles secundarios, robustos pero pequeños, para tareas específicas. No desaparecerán porque la tendencia es que en los hogares existan dos o tres ordenadores: uno potente, central, y otros secundarios, baratos y ligeros. El PC está siendo cada vez menos familiar y más personal.

El mercado de las netbooks sufre una doble presión. Por arriba, los portátiles, cada vez más potentes y baratos; por debajo, los cada vez más completos terminales cumplen funciones que antes sólo lo hacían las netbooks. Es por ello que es posible que el mercado se retraiga.

Otras alternativas emergen como el de las smartbooks pero el hecho anecdótico de que en el reciente Viernes Negro de los Estados unidos se hayan conseguido HP portátiles a unos 131 euros –algo más que un par de buenas zapatillas- marca una tendencia que creemos irreversible, o el dato de que las netbooks probablemente se conseguirán el año entrante a valores inferiores a los 500 euros, marca una pauta de lo que pueda llegar a suceder con este mercado.

En conclusión, los yanquis han logrado que los portátiles sean accesibles a las mayorías. ¿Qué crees que sucederá con las netbooks?