Origin: portátiles para gamers

Uno de los grandes quebraderos de los usuarios de portátiles es las limitaciones que los ordenadores de este tipo tienen en cuanto a los juegos: limitaciones que van desde el audio hasta la reproducción de gráficos. Estas limitaciones parece que al fin se han terminado con la nueva generación de portátiles Origin.

Origin desarrolla portátiles específicos para jugones, y para ampliar la capacidad de sus equipos, y mejorar la experiencia de los usuarios, va a incorporar en sus nuevos portátiles los potentes procesadores de Intel Ivy Bridge.


El nuevo portátil Origin EON11-S, ideal para gamers, llegará con la nueva tecnología Ivy Bridge en procesadores Intel, que va a elevar su rendimiento, y con ello la ejecución de juegos de última generación: Intel promete que esta nueva generación de procesadores viene asociado a un aumento del 20% en la velocidad y en el ahorro de energía.

El Origin EON11-S es un procesador para gamers con una pantalla de 11,6 pulgadas, con resolución de 1366×768 píxeles, equipado con un procesador Intel Core i7-3612QM y una tarjeta GeForce GT 650 millones de Kepler con 2 GB de memoria.

El precio de salida de este equipo será de 1.294  dólares (975 euros). El precio baja bastante si se renuncia a la nueva tecnología de Intel, y se recibe el equipo con un procesador de generaciones anteriores. Entonces vale 699 dólares (527 euros).

Hay que mencionar que el Ivy Bridge, sustituto de la generación anterior, ha reportado problemas de sobrecalentamiento, cumplida apenas una semana de su lanzamiento.

Gamers, Jugones, Origin, Intel, Procesadores, Heavy users