Portatiles

La XO llega a los niños aborígenes de Australia

la-xo-llega-a-los-ninos-aborigenes-de-australia

Hace un tiempo atrás hablamos de este maravilloso proyecto fundado por Nicholas Negroponte, investigador del MIT, en el año 2006. La consigna inicial, y que aún perdura, fue la de alcanzar el mayor número posible de niños del mundo entero la posibilidad de expresarse, experimentar y educarse a través de un ordenador.

En su momento este fantástico regalo llegó a manos de miles de niños en edad escolar de Camboya, Papúa Nueva Guinea y Ruanda; ahora ha llegado el turno de los pequeños que habitan las comunidades aborígenes de Australia.

Esta cruzada que emprenden sistemáticamente los miembros del grupo One Laptop Per Child, lleva ya entregados 1.500.000 portátiles; en el caso de las comunidades aborígenes de Australia el desafío es aún mayor ya que los ordenadores fueron destinados principalmente para combatir el analfabetismo en el que se encuentran sumidos.

Para que esto sea posible, en Australia,  fueron entregados 2.000 portátiles, distribuidas en tres escuelas diferentes. De esta forma, tanto padres como maestros, confían que estos niños conozcan una dimensión mayor del mundo que los rodea y las posibilidades de comunicación que pueden encontrar a través del uso didáctico de Internet.

Como hemos dicho en artículos anteriores el portátil entregado lleva el nombre de XO, y se lo conoce como “la máquina verde”, por el divertido color con que ha sido diseñado. Además de contar con las prestaciones y características propias de un portátil básico, el XO ha sido recubierto con una gruesa capa de goma que lo hace resistente aún en condiciones extremas.

Sin dudas un maravilloso regalo, funcional, económico y totalmente equipado: con pantalla de alta resolución, router inalámbrico y baterías que funcionan hasta 12 horas. Cada uno de estos portátiles tienen un costo de 199 dólares, lo que al cambio significa aproximadamente unos 143 euros. Y el importe de cada uno de ellos ha sido donado a la fundación.

Buenas nuevas en medio de un mundo lleno de tragedias, egoísmos y crisis económicas. ¿No te parece?

Fuente e imagen: elmundo