Accesorios

Interfaz tactil a base de bolsas de Microsoft

Microsoft

Microsoft quiere llevar el universo de la interacción táctil más allá de lo que hoy nos ofrecen las diferentes pantallas sensibles al tacto. Por eso, su división Microsoft Research ha desarrollado un prototipo bastante curioso de una interfaz táctil que utiliza una particular bolsa con la cual se amplían las posibilidades táctiles de interacción con el ordenador.

Este dispositivo funciona a base de campos magnéticos. Está formado por una bolsa en su parte superior (rellena con alguna sustancia magnética) y un sensor en la base que genera y monitorea el campo magnético. Ambas partes se complementan en su funcionamiento: cualquier alteración en la superficie de la bolsa altera el campo magnético y el dispositivo interpreta estos cambios para realizar diferentes funciones en el ordenador que trabaje con este aparato.

Por tanto, a esta interfaz puedes presionarla, golpearla,  pincharla, masajearla y apretarla de modo que todos estos gestos se traduzcan en diferentes ordenes hacia el ordenador. De todos modos se trata de un prototipo en desarrollo y seguramente pasará algún tiempo hasta que se convierta en un producto comercializable si es que de hecho llega a serlo.