IBM vuelve a apostar a la refrigeración por agua

En el día de la fecha, la multinacional IBM ha puesto de manifiesto nuevamente sus intenciones de retornar a los sistemas de refrigeración por agua, mediante la presentación de una nueva supercomputadora en un instituto de tecnología suizo. Este equipo ha demostrado que puede consumir un 40% menos de energía que aquellos refrigerados por aire.

ibm-logo¿El dato curioso? El remanente de agua producido por el sistema “Aquasar”, como fue denominado, puede utilizarse para calentar edificios. Claro está que se trata de equipos de gran tamaño y que ocupan un espacio físico considerable. Sin embargo, IBM vuelve a poner en primer plano una técnica que había entrado en desuso y, aparentemente, con resultados exitosos.

El procedimiento consiste en una serie de micro canales acoplados a los procesadores, los cuales transportan líquidos que se encargan de mantener los componentes en una temperatura adecuada. A pesar lo que se intuye, el agua utilizada no es congelada sino que ronda los 140º F, ya que el objetivo consiste sólo en mantener a los equipos trabajando por debajo de los 185º F.

De esta manera, IBM no sólo abarata los costos de mantenimiento de las compañías (que suelen invertir dinerales en refrigeración) sino que además plantea una nueva posibilidad que puede ser adaptada al mercado masivo de ordenadores domésticos.