Estruendoso fracaso de los Chromebooks

Google mantiene la cima como el líder indiscutido de los motores de búsqueda, también ocupa este lugar cómodamente en el sector de sistemas operativos para móviles, y cuenta con una cantidad innumerable de segmentos en los que se destaca. Pero en los negocios no siempre se puede ganar, y mucho menos se puede ser el número uno en todo. Eso la gente de Google lo sabe, y quizás ese conocimiento de las reglas de juego es lo que no los hace trastabillar con decisiones indebidas al ver que sus Chromebooks no está alcanzando ni mínimamente la posición esperada en el mercado de netbooks.

Los números que son fríos y no mienten dicen que Google ha vendido menos de 10.000 netbooks, un número que sin dudas les estará dando un dolor de cabeza, sobre todo si tomamos en cuenta la experiencia, los aliados y el potencial del gigante de los buscadores. Aunque sus responsables no dejan de remarcar los beneficios y características fuertes de los Chromebooks, como la velocidad, seguridad y precio; los resultados continúan siendo magros.

Según algunos críticos y expertos este fracaso se debe a que Google hizo el ingreso a un mercado absolutamente establecido sin ofrecer nada que superara ampliamente al resto en novedad, además de no tomar en cuenta el evidente descenso de ventas de los portátiles frente al surgimiento avasallante de los tablets.

En España se puede adquirir solamente el Chromebook fabricado por Samsung a un precio de 449 euros, lo que sigue siendo elevado para muchos usuarios. La gran pregunta del momento es: ¿podrá Google revertir esta situación?