Accesorios

En que podemos usar WiMax?

wireless_diagCon las caracteristicas que posee y sus prestaciones, WiMax sale a la palestra, como una atractiva solución de conexionado. Si la utilizamos como red WiFi convencional, resuelve los principales defectos de seguridad, calidad y ancho de banda. Así, con los 75 Mbps que pueden lograrse con el WiMax fijo (802.16d) sobre extensiones de 50 kilómetros, esta tecnología se encuentra capacitada para soportar aplicaciones exigentes con el medio de transmisión, aquellas más sensibles a la latencia y que en la practica son las que aportan valor real a cualquier enlace, como es la transmisión de voz e imagen, Voz sobre IP y videoconferencia, por ejemplo. Servicios que de siempre y por definición, se ha descartado su canalización en redes inalámbricas.

WiFi fue pensada para transmitir datos, WiMax, surge con intención de soportar cualquier servicio IP y, desde esta base. El soporte para Calidad de Servicio (QoS), y una modulación mucho más compleja, le permiten disponer de los mecanismos necesarios con los que poder asumir esas aplicaciones con un nivel de calidad y seguridad adecuados. WiMax posibilita un único enlace muy flexible para el suministro de servicios de voz, video y datos, puesto que puede plantearse como un transporte LAN /WAN por sí mismo o combinarse con el resto de conexiones, cableadas o no, para distribuir capacidad de banda ancha en situaciones en las que por otros medios resulta inviable tecnológicamente o no compensa en lo monetario.

Logistica

El WiMax, logra que los operadores y proveedores de servicios de Internet (ISP) obtengan nuevas posibilidades de negocio. Esta tecnología, les permite llegar a los potenciales clientes que demandan sus servicios, pero no disponen de una cobertura de comunicaciones adecuada. Naves dispersas en polígonos industriales, instalaciones en las afueras de núcleos urbanos.

El medio rural, es una gran posibilidad, por que en la mayoría de los casos, es notable la falta de infraestructuras de comunicaciones, y con WiMax, disponen ya de una oferta de conectividad que en cuanto a técnica es viable, además de por calidad y, lo más importante, muy asequible económicamente. No necesita de una aparatosa ni compleja instalación, por lo que posibilita que puedan contar con todos los servicios disponibles en banda ancha, allí donde hasta ahora era impensable. Se da la paradoja de pequeñas poblaciones que no tienen cobertura telefónica de ningún tipo y, sin embargo, los vecinos disponen de acceso a Internet, sin envidiar las prestaciones del ADSL.

Imagen: dell.com