El CrunchPad muere antes de nacer

CrunchPadEl CruchPad era un prototipo de Tablet PC del que se había hablado mucho a lo largo del año. Y decimos era porque ha muerto antes de nacer, al menos como CrunchPad en sí, según ha contado Michael Arrington, fundador de la organización que lo llevaba a cabo.

Esa organización es TechCrunch, una comunidad de lectores que pensó en ofrecer una alternativa viable a los Tablet PC convencionales. Así, las ideas venían directamente de los lectores, y esperaban hacer frente a los grandes fabricantes.

Pero ahora, según parece, el proyecto de desarrollo de este portátil se lo ha llevado la empresa con la que colaboraba TechCrunch, Fusion Garage, con la intención de venderlos como suyos propios. El propio Michael Arrington emitía un comunicado en la página de la organización en la que contaba como los directivos de Fusion Garage les comunicaban que ya no estaban dentro del proyecto que la propia organización había comenzado y diseñado.

Según cuenta Arrington, el proyecto estaba prácticamente finalizado y esperaban haberlo presentado el 20 de noviembre, pero días antes de la presentación les llegaron las increíbles noticias desde Fusion Garage.

La propiedad intelectual era de las dos empresas, porque ninguna de las dos empresas puede terminar el desarrollo del Tablet por sí misma. El resultado, pues, parece ser la muerte inevitable de un proyecto que pintaba bastante bien.