Portatiles

Dell Apuesta por Linux

Linux

Linux ha sido una de la bazas de Dell (casi un 20% de sus equipos se venden con este sistema operativo), y ante la implosión de los equipos ultraligeros, Linux se ha convertido en un puente para franquear las limitaciones de los ultraportátiles.

Los netbooks, el último grito de la moda por su ligereza y pequeñez, tienen una seria limitante al momento de ser usados en algo más que las operaciones básicas de ofimática y websurfing. El problema es que sus cuerpos son tan pequeños que no admiten discos duros de gran capacidad (160 GB es el límite), ni procesadores que impulsen su performance.

Linux se ha convertido en un aliado de los ultraligeros Dell como el Dell Mini 9, Dell Mini 10v o el Inspiron 15n (con la versión de Ubuntu 9.04) Como Linux es un sistema más ligero que Windows, el ahorro de RAM permite un mejor desempeño del equipo, una mejor gestión del procesador y una mayor autonomía de la batería.

Los resultados con Linux han sido tan satisfactorios, que la compañía ya piensa en expandir el rango de equipo con Linux como sistema operativo (ya lo ha hecho con un modelo de escritorio, el Inspiron 537), y usarlo como punta de lanza en la irrupción de Dell en el mercado de los Smartbooks.