Continúa la batalla de las UltraBooks con más lanzamientos

Todo comenzó con el intempestivo éxito de los teléfonos móviles inteligentes como una forma de hacer la competencia a los ordenadores ultraportátiles de bajo costo que tuvieron su pico de ventas entre el año 2008 y 2009, para luego dar paso al surgimiento de los tablets. Ahora en pleno auge de estos últimos surge un nuevo contrincante en esta batalla que parece no tener fin, se trata de los UltraBooks, una nueva forma de ordenadores portátiles ultra-livianos que intenta instalar en el mercado Intel, buscando además derrocar a todos sus antecesores.

Los ultrabooks llegaron hace apenas una semana al mercado español y ya han desatado una ola de comentarios y una cantidad de escritos al respecto que sin duda podemos decir que su propósito ha sido logrado, al menos el de instalarse con una gran conmoción publicitaria. Por otro lado el objetivo real es desbancar a los netbooks y dar una fuerte batalla a los tablets, ya puestas en la cima del éxito por los usuarios.

Se espera para esta semana el arribo de nuevos modelos, el primero en llegar será el ultrabook de Acer, Aspire S3; luego, a mediados del mes siguiente, llegará el de Asus, con el nombre de Zenbook y que fue presentado ayer en Nueva York; para finalmente arribar a fines de noviembre el ultrabook de Toshiba, Portégé Z830.

Todos estos ultrabooks serán puestos en el mercado con chips de Intel y sistema operativo Windows. Además comparten el diseño: finos, ligeros y potentes, con arranque instantáneo y una excelente autonomía en sus baterías, 5 a 7 horas aproximadamente según los reportes de cada compañía. Los precios, por otra parte, serán muy accesibles, esto es: el de Acer se podrá adquirir a un precio base de 799 euros y los de Asus y Toshiba tendrán un precio de entrada de 999 euros.