Cae la venta de ordenadores

No corren buenos tiempos para los fabricante de ordenadores. La venta de dispositivo de escritorio y portátiles parece sufrir el embate de la Crisis y de los nuevos formatos (como las tabletas), y se reporta una terrible caída en el nivel de ventas.

En relación con el año pasado, entre julio y septiembre de este 2011 se vendieron 37 por ciento menos ordenadores, según datos de la consultora IDC.


Se trata de una tendencia consecutiva, una bajada que se ha venido pronunciando desde hace un años, debido en gran medida a la crisis en el consumo que sufre España.

El bajón en las ventas afecta más a los ordenadores portátiles que a los de sobremesa. En el caso de los PC personales, las ventas han caído en un 24,8 por ciento. En el caso de los ordenadores portátiles (notebooks, laptops y netbooks), la pérdida de ventas llega al 40,3 por ciento.

La venta de ordenadores en España ha sufrido el mayor revés de Europa, sólo seguida por el descenso en Portugal (26,5 por ciento) e Italia (31 por ciento).

A pesar de la caída en ventas, Hewllet Packard se mantiene como el líder del sector, con 28 por ciento del mercado (si bien significa un 33,8 por ciento que el año pasado). La caída más pronunciado entre los fabricantes es la de Acer, que ha pasado de ser el segundo vendedor de ordenadores al quinto: pasó de vender el 15 por ciento de los ordenadores a una cuota de un 6,3 por ciento. Toshiba ocupó su lugar, y se ubica como el segundo vendedor de ordenadores con una cuota del 27 por ciento del mercado.