Portatiles

Baterías que se recargan con el tecleo

Trucos para alargar la vida de tu batería

Hace unos 3 años compré el ordenador portátil que uso a diario, a la hora de escogerlo hice una profunda investigación de cual me convenía más para el tipo de trabajos que realizo, mi conclusión personal en ese momento fue por un portátil Dell, del que estoy inmensamente satisfecha. Salvo por una cosa: su batería.

A estas alturas, y luego de varias discusiones con otros usuarios de portátiles, ya no se si ha sido una falla de fábrica o un mal uso de mi parte, pero lo cierto es que en este tiempo relativamente corto la batería de mi portátil apenas si tiene un escasísimo tiempo de uso, obligándome a utilizar el portátil conectado a la corriente la mayor parte del tiempo.

Esta frustración se vio aumentada hoy, aunque también es un alivio saberlo para próximas inversiones, al enterarme de cierto investigador que está trabajando en la fabricación de baterías que se recarguen con el tecleo del usuario, utilizando la energía mecánica para convertirla finalmente en energía almacenable.

Nada nuevo para los conocedores de este tipo de tecnologías que ya se utilizan bajo el nombre de “nano tecnología”. Aunque la idea es deslumbrante tiene una pega de gran tamaño, ya que su precio, como es de imaginarse, es muy elevado. Por lo tanto no hay, por el momento, ninguna expectativa de que salga al mercado en un plazo medianamente corto.